El Día del Árbol o Fiesta del Árbol es un recordatorio de la importancia de proteger las superficies arboladas y boscosas.

En Paraguay se celebra el día del árbol desde 1904 por iniciativa de Moisés Bertoni, quien fijó inicialmente el 14 de julio. Posteriormente, en 1954, el Ministerio de Educación fijó la fecha del 19 de junio para conmemorar el día del árbol. En abril del 2014, Asunción del Paraguay presentó su candidatura para ser la Capital Verde de Iberoamérica.

El objetivo de la celebración se centra en recordar la importancia de proteger las superficies arboladas por los múltiples beneficios que ofrecen, como: la regulación de la temperatura, la protección contra la erosión de los suelos y el ofrecimiento de frutos para el consumo; asimismo, juega un papel preponderante en la retención del oxígeno para los seres vivos. La tala de árboles, conocido comúnmente como deforestación, es provocada por la acción humana, en la mayoría de los casos, para la obtención de suelos para la agricultura y la ganadería.

Paraguay cuenta con más de 300 variedades de árboles nativos, y entre ellos muchos se encuentran en peligro de extinción, por causa de la tala indiscriminada e irresponsable y la falta de reforestación.

Por ello, en la fecha autoridades departamentales, municipales conjuntamente con la Comunidad Educativa de la Escuela y Colegio Héroes del Chaco realizan en la fecha la plantación de árboles en el parque infantil de la institución, recordando la importancia del mismo para los seres humanos y tratando de crear conciencia que por cada árbol que se tala se debe plantar otros.

¡Seamos conscientes! ¡La naturaleza que nos provee reclama y exige y está en nuestras manos el sostenimiento ambiental!!

JUNTOS PODEMOS MÀS!